Durante el año, cuando estamos inmersos en nuestros proyectos de trabajo y conciliamos estas tareas con nuestra propia vida, no tenemos tanto tiempo libre para estudiar inglés con la tranquilidad que nos gustaría. Muchas personas prefieren invertir sus vacaciones no en un viaje de veraneo sino en un curso intensivo de inglés. Incluso cuando ya hemos aterrizado en el mercado laboral, somos eternos alumnos.

De hecho, el entorno laboral actual demanda el perfil profesional de personas que eligen la formación continua como un hábito para adquirir nuevas habilidades y competencias. El verano es un excelente momento para que intensifiques tu propósito de aprender idiomas con el fin de prepararte para exámenes oficiales como el First CertificateAdvanced English y Proficiency. Te sentirás más seguro para superar la prueba de nivel en una entrevista de empleo. Pero también, al aprender idiomas te sentirás más capaz de dar el salto al emprendimiento para llevar a cabo tu propia idea de negocio.

Y todo esto no solo hace referencia al entorno profesional, si no también a todos aquellos que están barajando la oportunidad de ir a estudiar al extranjero en, por ejemplo, el programa Erasmus.

Razones para hacer un curso intensivo de inglés

1. Tendrás la posibilidad de asumir de una forma proactiva viajes de negocios al extranjero. Te sentirás cómodo y seguro al comunicarte con otros compañeros de profesión hablando en inglés. Esto te dará mayor autoridad en tu empresa al asumir papeles de responsabilidad.

2. Ganarás mayor autonomía al leer artículos sobre tu sector profesional en revistas especializadas y en blogs sin que el factor del idioma sea una limitación negativa para ti.

3. Si estás buscando trabajo y te gustaría seguir evolucionando en tu carrera profesional, un nivel alto de inglés te acercará a la meta de encontrar el trabajo de tus sueños. Ya que, más allá de la formación universitaria, el verdadero dato que diferencia un buen currículum es el idioma. Pero además, las empresas valoran que los candidatos puedan acreditar con un certificado oficial su nivel. Este detalle es un valor de solvencia en tu marca personal.

4. Te sentirás más preparado para pedir un aumento de sueldo conforme a tu valía profesional o solicitar un cambio de puesto en la organización gracias a tu preparación para asumir nuevas competencias y tareas.

Mientras que el mes de junio es un periodo de balance para hacer inventario de los objetivos alcanzados durante este todo el año, por el contrario, el próximo mes de septiembre marca el inicio de un nuevo ciclo en tu vida profesional. Puedes comenzar a prepararte durante este verano para cuando llegue ese momento tan esperado. Invertir parte de tus vacaciones para estudiar inglés en verano también es un modo óptimo para fomentar el networking y establecer nuevas colaboraciones. Si quieres, puedes conocer alguna de las razones por las que pensamos que un curso intensivo en verano es clave.

Un curso intensivo de inglés será el impulso en tu desarrollo profesional con profesionales no solo en idiomas, sino también en comercio exterior.