Idiomas raros: ¿Cuál es el más difícil para un español?


En todo el mundo hay más de 2.650 lenguas distintas y alrededor de siete mil dialectos. ¿Qué idiomas son más difíciles de aprender? Parece una pregunta fácil de responder, pero no es así. Son muchos los factores que influyen a la hora de estudiar idiomas y que depende en gran medida de la capacidad de aprender idiomas que tengamos cada persona y de nuestra lengua materna. Si nuestro idioma es el castellano, nos resultará más fácil dominar lenguas que provengan del latín como el portugués o el italiano.

Por lo tanto, no se trata solo de idiomas raros, también tenemos que tener en cuenta otros factores, como los orígenes de cada lengua.

Idiomas difíciles para una persona que habla castellano

Árabe

Esta lengua cambia según el use que se le dé. Para escribir se usa el árabe moderno. Pero para comunicarse de manera verbal hay muchos dialectos que cambian según el país. Es decir, no hablarás del mismo modo en Kuwait que en Túnez, por poner un ejemplo.

Para los españoles es uno de los idiomas más difíciles, pero la importancia de aprender idiomas hace que muchas personas deseen estudiarlo. Nos resulta complicado estudiar este tipo de idiomas debido a su pronunciación, con sonidos que los hispanohablantes no estamos acostumbrados a pronunciar, al ser sonidos muy guturales.

También es uno de los idiomas más raros para nosotros debido a su escritura, ya que está representada por símbolos fonéticos. En total 28, que provienen de la lengua fenicia. Aunque lo más complicado es su lectura, ya que el árabe se lee de derecha a izquierda, algo a lo que tampoco estamos acostumbrados, ya que no ocurre en prácticamente ningún idioma.

Su gramática también es totalmente diferente a la utilizada en castellano. Un ejemplo de ello es el plural de los sustantivos, en los que no se pone una “s” al final de las palabras sino que se cambian las vocales.

Un ejemplo puede ser la palabra libro, “kitab” en árabe. Su plural varía considerablemente pasando a ser “kutub”. Los verbos tienen hasta 25 maneras distintas que conjugarse, lo que lo hace aún más complicado para un hispanohablante.

Otros idiomas difíciles

A continuación, enumeraremos otros de los idiomas más complicados de aprender para los españoles. Entre ellos se encuentran el cantonés, el finlandés, el húngaro, el japonés, el chino, el guaraní, así como el coreano y el navajo.

Aún así si tu intención es aprender uno de estos idiomas que nada te eche para atrás. Con constancia y estudio podrás lograr hablar cualquiera de estas lenguas complicadas. Para ello solo debes encontrar un buen centro formativo. Además, recuerda que los idiomas son fundamentales para abrirte paso en un mercado laboral cada vez más complejo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *